PECAR ES DIVINO…

me susurró Gula al oído,para después repetirme lentamente: D-i-v-i-n-o. Con una lánguidez extrema,aunada al vientecillo helado que se arrastra y como ladrón se cuela por las hendiduras de la habitacion ,calando hasta los huesos, caí.
Caí irremediablemente presa en la tentación.Como muñeca desmadejada,sujeta a las vaivenes del destino, y sin fuerza alguna para rehusarme,cerré los ojos y pequé. Pequé deliciosamente a solas,sin más compañía que el tazón de chocolate con un puñado de bombones y chispas de cacao.

choco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s