PERRO DÍA…

Este es Milo-Milonjas,mascota de esta casa.Perro lindo y maleducado.Dicen que debe estar dentro paseándose y de vez en cuando marcando territorio.Y,estoy totalmente en desacuerdo,porque tan pronto no se siente observado por mi,marca su esquina y es detestable su maloliente orín .Hoy,para que no digan que soy malora con el,hoy,precisamente hoy, le di la oportunidad de que se tendiera cual largo es en el tapete de lana blanca.Segundos después,tocaron la puerta.Me dirijo hacia ella y abro.Me entregan un paquete por el cual debo abrir mas la puerta y de repente un animal sale “echo madre”.Grito: Miloooo! “Che perro”.Salchicha Miloooo!!!
Pero iba como alma que lleva el diablo a divertirse y tragar “junkfood”.
Inmediatamente le hablo a su ama .Ring,ring.Buenoo? Se oye una melodiosa y dulce voz que se convierte en un alarido de ultratumba al escuchar: Milo se escapó. Nooooooo! Mamaaaá! Yaaa! Tranquila.-digo.
El “che perro” regresa.Etc,etc.Y que hace una madre? Pues ir a buscarlo a la calle.Bueno,parase en a la esquina y cumplir con su conciencia.Es así como este perruno,me saca del espacio internauta y confortable y naaaada a la vista.Yo que lo conozco muy bien se que regresará,le dije a su ama (cruzando los dedos ). Dicho y hecho,minutos mas tarde se oyen que rasgan a la puerta y efectivamente es: Milo.Con la lengua de fuera,colgándole como 50 cm de largo.Para colmo el sweater que estoy tejiendo es demasiado grande por lo cual debí confiar en mi instinto: Encerrar al perro,cuando tocaron a la puerta y montar menos puntos.A esto no le nombro experiencia,le llamo: tropezar con la misma piedra 2,3 4,etc. veces.Mi opinión respecto a las mascotas en casa:”Trabajas duramente en tu vida para mejorar tu nivel socio-económico y no vivir como animal y cuando lo logras,adquieres un animal (llámese mascota) para que viva en casa.Siempre he dicho: “Dios es justo y la naturaleza es sabia”,porque en este caso, a mi que no me agradan los animales,las personas que mas amo en esta vida los adoran.Eso es “karma”.
Bueno,no me vaya a pasar lo que a Margaret Thatcher,que detestaba lavar tazas de té y en el ocaso de su vida acabó haciéndolo y yo termine rodeada de mascotas dándoles de tragar. Por si las moscas,toco madera. 

milon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s