HACE MILES DE DÍAS…

…y en uno de esos,mientras degustábamos una de las dos frutas preferidas de mamá,la papaya,producto de su cosecha;misma de la cual esta plagada de recuerdos mi infancia y adolescencia,las mas de ellos graciosos y otros agridulces.Pues bien,ese día muy temprano,había subido a la barda para cortar el fruto pues este árbol crece alto y es difícil arrancarlo solo estirando el brazo. Aunque ella misma me suplicaba que no me subiera,porque podía caerme,hice caso omiso a sus indicaciones y cual ángel que cae sin alas di el porrazo pero con el fruto a salvo.Con gran esfuerzo y con su ayuda me levanté.
Aún no olvido sus palabras motivo de mi caída,porque después de verme presa añicos me dijo: “Que caerse estaba bien;enamorarse de la persona equivocada,esta bien; que llorar,estaba bien;que no había nada de malo en cometer errores,que de ellos se aprende,porque nadie nació sabiendo y nadie es perfecto.Porque a ella le había pasado lo mismo y aun estaba viva,pero rendirse,me dijo,eso está prohibido.
Después y ocultando sus propias lágrimas,con un dejo de voz dulce e imperativa dijo: Anda,sírveme el café!

papaya

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s